Qué es el Growth Hacking y 10 puntos para utilizarlo efectivamente

07
Agosto

El mundo digital nos ha llevado a crear varias profesiones y conceptos que años atrás parecían impensables, como Community Manager, SEO, Mobile First, etc. Cada uno representa una utilidad y es imprescindible en las operaciones de los negocios que tienen claro que el Internet y las nuevas tecnologías son los medios más efectivos para aumentar los clientes y potenciar las ventas. El que está ganando terreno en estos momentos es el Growth Hacking.

Aunque mucha gente aún no tiene claro qué es, se trata de una forma —cada vez más popular— de ver y atacar un mercado, y que es implementada principalmente por Start-ups. Esto no quiere decir que no sea aplicable por cualquier tipo de empresa. De hecho, es posible que en el corto plazo se convierta en una práctica habitual tanto en Pymes como en grandes compañías.

¿Qué es el Growth Hacking?   

El concepto se traduce como Marketing Creativo de Crecimiento. Fue acuñado en 2010 por Sean Ellis, fundador de Qualaroo. Luego se popularizó con los aportes de varias autoridades en temas como el inbound marketing. Según el libro La máquina para las Pymes de hoy (publicado por la plataforma Growth Hacking Comunidad Latam), el término hace alusión a la capacidad de entender y analizar cuáles son las acciones que te ayudan a generar un crecimiento empresarial acelerado y escalable.

No se trata, pues, de una combinación de técnicas y herramientas de marketing, sino de una mezcla de analítica, creatividad y curiosidad aplicada a un único objetivo: incrementar de forma rápida y patente el volumen de usuarios, ingresos o impactos de una empresa, empleando el mínimo posible de recursos. De ahí que su aplicación predomine en las Start-ups.

Hotmail es un claro ejemplo de Growth Hacking. En sus inicios, esta compañía —pionera en el desarrollo de sistemas de webmail— invertía millones de dólares en publicidad tradicional (radio, revistas especializadas, periódicos, etc.). Sin embargo, no obtenía los resultados que esperaba.

¿Qué hizo al respecto? Cambió la forma de comunicar su mensaje y con ella, su estrategia de posicionamiento. En base a los datos de analítica que recogía, descubrió que la mayoría de los clientes que tenían se habían registrado al servicio luego de recibir un correo de otro usuario de Hotmail. Por lo tanto, colocaron un mensaje al final de cada correo que enviaban sus usuarios: “P. D: obtén tu email gratuito en Hotmail”. En poco tiempo la empresa alcanzó los 3 mil registros diarios.

¿Quién es el Growth Hacker (Acelerador Creativo)?

Se puede entender como el responsable de generar el crecimiento acelerado de un emprendimiento. Este emplea técnicas de marketing digital, pero las selecciona y ejecuta en base a la creatividad y compresión de los datos con los que cuenta. Se caracteriza por:

  • Ser muy enfocado en el análisis.
  • Contar con manejo creativo en base al conocimiento tecnológico.
  • Ser explorador de actividades y herramientas que le permitan desarrollar el crecimiento encomendado.

El uso efectivo del Growth Hacking depende de 10 puntos que debes aplicar sin importar el sector de tu empresa ni el producto o servicio que vendas. Toma nota.

1. Define tu marca

Sin una marca bien definida no hay crecimiento de negocio posible. Ten presente que esto va más allá del logo y los colores corporativos: se trata de la identidad de la empresa, de cómo la presentas ante tus clientes y la relación que estableces con ellos. Piensa en lo que se le debe ocurrir al cliente cuando escuchen el nombre del producto o servicio que vendes.

Después de esto podrás empezar a trabajar en el reconocimiento de las maneras en que la comunicas y difundes. Todo de acuerdo a las características específicas de tu negocio.  

2. Antes de empezar, ubica tu producto o servicio en el mercado

Si aún no has logrado ubicar tu producto o servicio en el mercado, lo más posible es que tus esfuerzos de crecimiento no arrojen ningún resultado positivo, perdiendo tiempo valioso que podrías utilizar en otra cosa.

3. Optimiza tu sitio para motores de búsqueda

Tu sitio será el encargado de soportar cualquier acción de marketing que ejecutes. Por lo tanto, debe estar bien indexado y tienes que ejecutar una estrategia de posicionamiento que te garantice tráfico orgánico y visibilidad en la web.  

4. Define las etapas del ciclo de vida de tu cliente

Todo comprador tiene un recorrido o ciclo de vida que se divide en:

  • Toma de conciencia de una necesidad
  • Consideración de compra
  • Decisión de compra
  • Valoración del producto o servicio adquirido

Según su perfil y dependiendo de los datos que tengas, puedes hacerlo un poco más descriptivo, e incluso determinar sub-etapas que definan muy bien el proceso desde que el cliente te conoce hasta que paga por tus productos o servicios. Esto te permitirá planificar y ejecutar estrategias de marketing inteligentes para cada fase del recorrido.

5. Implementa al máximo la analítica web

Entre más datos de analítica puedas captar sobre la actividad de tus clientes potenciales y el rendimiento de tu sitio web, mejor. Pero hay que tener en cuenta que un buen acelerador creativo no es solo el que recopila información, sino aquel que utiliza los datos le sirven, desecha los que no, y crea acciones de marketing interesantes a partir de ellos.  

6. Trabaja y aprende en equipo

Un buen Growth Hacking se caracteriza por el aporte de varias personas, y el aprendizaje constante y colectivo. Al fin y al cabo, tres cabezas piensan mejor que una. Lo importante es que todos los miembros del equipo sean proactivos y estén dispuestos a ejecutar diferentes tareas. De esta forma, un programador también puede ser un vendedor y un productor de contenido.

7. Toma ventaja de las nuevas tecnologías

Mantente actualizado en el campo tecnológico, especialmente en todo lo relacionado con el marketing digital, e intenta explotar esas soluciones antes que la competencia. Por ejemplo, en este momento el marketing automatizado puede ser una excelente opción para potenciar tus esfuerzos de Growth Hacking.

8. Utiliza un sistema de referidos

Como viste en el caso de Hotmail, se trata de una estrategia sumamente efectiva, ya que tiene una gran capacidad de viralización del producto o servicio que vendes.  

9. Haz presencia en las redes sociales

En las redes sociales está alrededor del 85% de los clientes actuales o pasados de una empresa. Por eso tienes que trabajar fuertemente en ellas, en base a los datos sobre su rendimiento y el perfil de tus buyer personas.

10. Genera procesos automatizados de pago

Además de que le da más credibilidad a la marca y mejores opciones a los clientes, una pasarela de pagos completamente automatizada te da más tiempo para que enfoques tus esfuerzos en el crecimiento del negocio.

La idea es que pongas toda tu creatividad al servicio del Growth Hacking, reduzcas al máximo el presupuesto y destines cada moneda a una acción que genere resultados. Respóndete preguntas como:

  • ¿En qué plataformas puedo promocionar mi solución?
  • ¿Cuánto presupuesto puedo gastar?
  • ¿Cómo voy a recibir a mis primeros clientes?
  • ¿Por qué deberían suscribirse o probar mi solución?
  • ¿Cómo les recuerdo volver a visitarme?
  • ¿Qué les entrego a cambio de una recomendación?
  • ¿Cómo puedo hacer más eficiente la compra?

Como en todo trabajo de este tipo, debes probar una y otra vez el rendimiento de tus acciones de Growth Hacking. Una vez identificadas aquellas que dan mejores resultados, hay que trabajar en su potenciación para que el crecimiento sea escalable y rápido.

Ahora que sabes qué es el Growth Hacking y los puntos clave para utilizarlo efectivamente, puedes empezar a aplicarlo. Se trata del futuro de las empresas: un óptimo crecimiento en poco tiempo y con poca inversión.

 

Subir